Derecho Procesal Civil (Scan)

  • 0 0 0
  • Like this paper and download? You can publish your own PDF file online for free in a few minutes! Sign Up
File loading please wait...
Citation preview

ENCICLOPEDIA DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES

S E C C I Ó N

CIENCIAS

EDITORIAL

JURÍDICAS

LABOR,

BARCELONA - MADRID - BUENOS

1 926

AIRES - RIO

S. DE

A. JANEIRO

Prof. JAMES

GOLDSCHMIDT

DERECHO P R O C E S A L CIVIL TRADUCCIÓN

DE

CÓDIGO PROCESAL

LA

SEGUNDA

EDICIÓN

CIVIL A L E M Á N ,

L E Ó NIAADO

ALEMANA,

INCLUÍDO

PRIETO

C a lteefdi r á t i c o dde e la U n i v e r s i d a d d e

CON

ADICIONES Y

LA

COMO

Y

CASTRO Zaragoza

SOBRE

LEGISLACIÓN

ESPAÑOLA

(LCALA - ZAMORA (ASTILLO Catedrátidp

EDITORIAL

la U n i v e r s i d a d d e

Valencia

LABOR,

BARCELONA - MADRID - BUENOS

1956

DEL

APÉNDICE

S.

AIRES - RIO D E

A. JANEIRO

ES

TALLERES «IMPRESOS COSTA» : C a l l e N u e v a

d e la Rambla,

45,

PROPIEDAD

B A R C E L O N A

ADVERTENCIA

PRELIMINAR

La personalidad del Prof. J A M E S G O L D S C H M I D T , procesalista de máximo relieve en su patria, tan pródiga en tratadistas de la especialidad, de talla extraordinaria, no necesita ser descubierta por nosotros. Sólo, pues, como presentación, más que del autor, de la obra que « Editorial Labor» lanza en estos momentos, unas líneas que expliquen su naturaleza y alcance. La versión española del Derecho Procesal Civil de G O L D S C H M I D T está tomada de la 2 . edición alemana (Berlín, Julius Springer, 1932), (|iie, lo mismo que la primera (aparecida en 1929), forma parte de « Knzyklopédie der Rechts- und Staatswissenschaft» (Enciclopedia dé Ciencias jurídicas y sociales) (1). ' Una y otra edición coinciden en ser el desarrollo •— o si queremos, la aplicación — en un tratado de Derecho procesal civil, de las ideas sustentadas por el Prof. G O L D S C H M I D T en el más famoso y discutido de sus libros : Der Prozess ais Rechtslage: Eine Kritik des prozessualen Dcnkens (El proceso como situación jurídica : Crítica del pensamiento procesal) (Berlín, Julius Springer, 1925, XI-602 págs.). Así lo manifiesta el autor en el prólogo de la primera edición de su Tratado (pág. VII) y así se comprueba también en la segunda, con sólo fijarse en las referencias que a las páginas del indicado estudio se hacen en la presente obra. Por todo ello, y para la mejor inteligencia de la traducción que sigue, no estarán de más algunas consideraciones respecto a lo que representa Der Prozess ais Rechtslage en la evolución de la doctrina procesal. El año 1868 marca una fecha decisiva en el desarrollo de la disciplina procesal. Es entonces cuando Ó S C A R V O N B Ü L O W publica Díe l.chre von den Prozesseinreden und die Prozessvoraussetzungen (La teoría de las excepciones y los presupuestos procesales) (Giessen, a. cit.), a partir de la cual se hace arrancar la Ciencia procesal moderna (admitiendo que se pueda calificar de científico el estado de los conocimientos procesales antes de la expresada época). Desde ese momento, el proceso, con independencia de su examen como procedimiento, se considera como relación jurídica (prescindimos de los antecedentes de la concepción bülowiana, tanto próximos — H E G E L , B E T H M A N N - H O L L W E G — (tomo remotos — B Ú L G A R O D E S A S S O F E R R A T O — ; cfs. C H I O V E N D A , Istituzioni di Diritto Processuale Civile, vol. I, Ñapóles, 1933, págs. 50-51), y esta explicación de la naturaleza del proceso, que originariamente brota en el campo del proceso civil, va poco a poco invadiendo las demás zonas procesales, y así la vemos penetras en el área del proceso penal, en la del proceso administrativo, en la del proceso canónico, en Ja del proceso industrial (sobre este punto, nuestro trabajo, próximo a

(1) E l comienzo de las Adiciones s o ñ u l a d o c o n e l s i g n o 1¡. — N. del E.

del Prof.

ALCALÁ-ZAMPRA a c a d a

§, y a

J A M I C 8

VI

G O L D S C H M I D T

a publlcttmo, lil Derecho Procesal: Su enseñanza y su estudio). Sin embargo, o«a relación jurídica que como tesis explicativa del proceso daba Al Derecho procesal un cimiento y, sobre todo, una tonalidad científica uo con anterioridad le faltaba, venía siendo entendida por los tratalstas de las más variadas maneras : así, mientras unos estiman que el proceso es una relación jurídica, para otros la establece, y en tanto un sector aprecia una sola relación jurídica, que progresivamente se desenvuelve, son varios los que reputan que el proceso se compone de una serie de relaciones jurídicas. La divergencia surge asimismo en cuanto a la determinación de quiénes sean sujetos de dicha relación, pues al paso que hay autores en cuya opinión lo son sólo las partes, la mayoría sostiene que la relación es triangular : las dos partes y el juez. En cuanto a la situación de las partes entre sí, se considera en algunos libros como de Derecho privado, en los restantes como de Derecho público ; por unos procesalistas, como relación inmediata, mientras que los demás afirman que el nexo entre ambas se verifica por medio del juez. A su vez, hay quienes entienden que entre las partes surgen derechos y obligaciones, en tanto que una corriente doctrinal distinta reconoce únicamente la presencia de ligdmenes entre aquéllas ; y éstos en ocasiones son caracterizados como presupuesto, en tanto que en otras como consecuencia, de la actuación procesal. Y por lo que atañe a la triangularidad de la relación jurídica procesal, se concibe por unos procesalistas como sencilla y por otros como doble. Finalmente, el proceso es contemplado en los últimos años como una relación de puro Derecho público, o sea exclusivamente como una relación jurídica entre las partes por un lado y el Tribunal por otro. (Acerca de esta diversidad interpretativa que en torno a la idea de relación jurídica procesal se manifiesta, cfr. G O L D S C H M I D T , Prozess ais Rechtslage, págs. 1-4, que nos han servido de base para el precedente resumen). La imprecisión que alrededor del concepto de relación jurídica se cierne, y el hecho, también registrado por G O L D S C H M I D T , de que los grandes sistematizadores del Derecho procesal, después de dedicar al estudio de aquélla un capítulo en sus obras, no volvieran a preocuparse de la misma en el resto (Prozess ais Rechtslage, pág. 149), son dos de los factores que engendran el movimiento doctrinal de reacción contra la mencionada teoría, al que podemos encontrar como antecedente la postura de aquellos autores que como K I S C H (Deutsches Zivilprozessrecht, 1. ed., Berlín-Leipzig, 1909, vol. I, pág. 16 ; en la traducción española, tomada de la 4 . ed. alemana — Madrid, 1923—, véase la pág. 21) niegan la existencia en el proceso de verdaderas obligaciones (en su lugar, lo que denomina estados de ligamen = Zustdnde der Gebundenheit), y que culmina dentro de la ciencia alemana principalmente en dos libros : los Grundlagen des Prozessrechts de W I L H E L M S A U E R ( 1 . ed., Stuttgart, 1919; 2 . ed. ídem, 1929) y en el trabajo de G O L D S C H M I D T a que venimos aludiendo. [Por los mismos años que G O L D S C H M I D T , bien que por caminos diferentes, un insigne procesalista italiano, C A R N E L U T T I , se siente también impulsado a buscar una nueva y más satisfactoria explicación de la naturaleza jurídica del proceso — cuyo fin cifra en lograr la justa composición de la litis —, y llega asimismo a la conclusión de que en él no existen, como regla, derechos y obligaciones, sino « poderes jurídicos » y «cargas », como consecuencia de ser casi siempre la norma procesal de carácter instrumental, y sólo en contados casos de tipo material (cfs. sus Lezioni di Diritto Processuale civile, comenzadas a publicar en Padua, 1925, luego reimpresas varias veces ; especialmente interesante el tomo I, « Introducción», de los siete de que consta la obra). A esa tendencia a negar, en forma más o menos absoluta, la existencia de obligaciones procesales, se reduce en nuestra opinión la afinidad que V I A N D O , profesor de Parma, creyera encontrar entre las construcciones del profesor de Berlín y el profesor do Padua]. Después

3

a

a

a

a

D E R E C H O

P R O C E S A L

C I V I L

VII

de 1925, en que aparece la obra de G O L D S C H M I D T , el movimiento revisionista frente a las dos teorías sobre las que el Derecho procesal venía articulándose (la del proceso como relación jurídica y la de la pretensión de tutela jurídica — Rechtsschutzanspruch —, esta última debida a A D O L F O W A C H , acaso el más genial cultivador que la ciencia procesal haya tenido) persiste, y así lo muestran, entre otros, algunos trabajos de A U G U S T O H E G L E R , S P E R L , R O S E N B E R G y B I N D E R . (Acerca de ellos, nuestro anunciado libro El Derecho procesal: Su enseñanza y su estudio). Sin extendernos en consideraciones respecto de los puntos de vista sustentados por los autores que acabamos de mencionar, resumiremos en pocas lineas el pensamiento central de la obra de G O L D S C H M I D T . Para el profesor de Berlín, el proceso no puede seguir siendo considerado como una relación jurídica, sino como una situación de derecho. Y ¿qué es, en definitiva, esa situación jurídica, categoría incorporada a la ciencia procesal por K O H L E R ? (cfr. Prozess ais Rechslage, pág. 253). Pues, en síntesis, según la definición de G O L D S C H M I D T , el conjunto de expectativas, posibilidades, cargas y liberación de cargas de cada una de las partes (ob. cit., pág. 259). O en otros términos: que los derechos y obligaciones inherentes a la idea de relación jurídica (ésta se ha comparado a una medalla cuyo anverso fuere el derecho y cuyo reverso fuese la obligación; cfr., v. gr., C A R N E L U T T I , Lezioni, vol. I, pág. 46) son reemplazados por esas expectativas, posibilidades, cargas y liberación de cargas, integrantes de la situación de derecho. Es decir, que el lector va a enfrentarse con una obra construida desde el principio al fin con arreglo a una concepción del proceso esencialmente distinta de la que ha servido — y continúa siéndolo —• para redactar la totalidad casi nos atreveríamos a decir de las sistematizaciones procesales (a un lado, por tanto, las meramente procedimentales) aparecidas a contar del último tercio del siglo x i x . De aquí la necesidad de esta primera nota explicativa. La Bibliografía procesal española se ha hecho y a eco de la mencionada doctrina de G O L D S C H M I D T . Véanse, por ejemplo, los siguientes trabajos : M A R C O S P E L A Y O ( F R A N C I S C O ) , Guía para un curso de procedimientos judiciales (Madrid, 1929, págs. 116-117); S I L V A M E L E R O ( V A L E N T Í N ) , Contribución al estudio de la relación jurídica procesal (en « Revista general de legislación y jurisprudencia», número de agostoseptiembre de 1930, págs. 156-169); L U N A ( A N T O N I O ) , El proceso, ¿es una relación o una situación jurídica? (en « Revista de los Tribunales », número del 17 de enero de 1931, págs. 37-38 y 43-45); M I G U E L Y H O M E R O ( M A U R O ) , Principios del moderno Derecho Procesal Civil (Vailudolid, 1931, págs. 425-437), y P R I E T O C A S T R O ( L E O N A R D O ) , El Derecho procesal y su enseñanza universitaria (Granada, 1932, pág. 14). Nieeto Alcalá-Zamora y Castillo.

PRÓLOGO DEL AUTOR Con mucho gusto accedo a la invitación de mi querido amigo y compañero L. Prieto Castro, de escribir un corto prólogo a la traducción española de mi « Derecho procesal». El lector podrá apreciar, por la lectura de este libro, que las diferencias por las que el Derecho procesal civil alemán se destaca tan marcadamente del español, son considerables. La Ley de enjuiciamiento civil, de 3 de febrero de 1881, está influida, casi con exclusividad, por el principio de la iniciativa de las partes (principio dispositivo), como puede verse principalmente en la regulación de la carga de la aportación de los hechos y de las pruebas, pues, según la L. e. c , tanto una (artículos 524, 540, 548, 549, 563 y 565) como otra (artículos 553, 569, etc.) incumbe a las partes. Y es natural que así ocurra en esta Ley, ya que sus raíces están en la ideología liberal del siglo x i x . Sin embargo, también la Ley española infringe el principio dispositivo en favor de la iniciativa del juez, en cuanto le autoriza para realizar diligencias para mejor proveer, con el fin de completar el material de hecho aportado por las partes (art. 340). Lo contrario ocurre en el Derecho alemán. Este se ha alejado, desde hace mucho tiempo, de los principios liberales, y en confirmación me remito especialmente al § 11, número 1 de mi libro, donde se ve que el principio de la iniciativa de las partes se ha quebrantado en un grado tal, que la regla casi ha llegado a ser la excepción. En otros puntos, el Derecho español se ha adelantado al alemán. Mientras que éste ha sido muy recientemente cuando se ha acercado a los principios de la eventualidad y de la escritura — me remito de nuevo al § 11, números 3 y 4 —, el proceso español es decididamente un procedimiento escrito, por lo menos en los juicios de mayor cuantía, y para la alegación de los hechos y la aportación de las pruebas se prescriben términos en parte improrrogables (artículos 530, 540, 541, 546, 563 L. e. c ) , exigiéndose incluso, para la ampliación (artículo 563) y para la segunda instancia (art. 862, n.° 4),« el iuramentum novorum ». Por otra parte, en los juicios de menor cuantía hay manifestaciones de la oralidad (por ejemplo, art. 701 L. e. c.) y en los

X

J A M E S

G O L D S C H M I D T

juicios verbales triunfa completamente (art. 719 L. e. c ) . La oralidad sólo es una garantía de la inmediación del recibimiento a prueba (art. 730, 2 L. e. a ) , y por ello el Derecho alemán actual, a pesar de su tendencia a la escritura, reconociendo los peligros que de ella resultan para tal inmediación, exige que los testigos y peritos sean interrogados ante el Tribunal que ha de fallar (§§ 349, apartado segundo, y 375, n.° 1, ZPO., texto reformado por Ley de 27 de octubre de 1933). En suma, si se me permite la metáfora, el proceso español es un recipiente liberal del siglo xix, en el que se ha vaciado el vino antiguo del proceso común de los siglos pasados, mientras que el proceso alemán es un vestido liberal del siglo xix, al que se han cosido muchos remiendos redivivos de los tiempos pasados. Las numerosas reformas a que se ha sometido la ZPO. durante los últimos decenios pueden servir de experiencia en España, donde va arraigando cada vez más la convicción de la necesidad de reformar la Ley de enjuiciamiento civil. Sin embargo, creo que un sistema científico no tiene sólo la finalidad de dar a conocer leyes positivas y tendencias políticas, y que los hechos han de subordinarse a la teoría, pues las construcciones jurídicas son los pozos que conducen al fondo de las instituciones legales. Por ello, y por la experiencia que he adquirido, a través de las conferencias que he pronunciado en las Universidades de Madrid y Barcelona y del intercambio intelectual con mis compañeros y jóvenes alumnos, sobre el gran interés que despierta y la comprensión que halla la Ciencia alemana en España, espero que la edición española de mi libro — llevada a cabo con gran devoción por mis compañeros — ha de encontrar lectores a quienes interese. J. Goldschmidt. Madrid, 15 de enero de 1936.

ÍNDICE DE MATERIAS LIBRO

I

Nociones fundamentales Págs.

I.

Naturaleza del proceso

II. E l

civil

D e r e c h o procesal civil y sus conceptos fundamentales

III. E v o l u c i ó n histórica del D e r e c h o a) b) c) d) e) f) g)

Derecho

procesal

1

1

§

2

7

§ § § § § §

3 4 5 6 7 8

10 14 18 21 23 25

§

9

27

§ 10

32

§ 10 a § 10 b

37 47 48 60 60 65

§ 11

82

procesal civil

10

E l p r o c e s o civil r o m a n o E l procedimiento a l e m á n h a s t a la recepción El procedimiento italo-canónico E l proceso civil a l e m á n c o m ú n Legislación procesal prusiana E l proceso francés L a o r d e n a n z a procesal civil a l e m a n a , su f o r m a c i ó n y su desa r r o l l o ; el P r o y e c t o d e 1931

IV. F u e n t e s del bibliografía)

§

civil

(vigencia,

interpretación

y

V. Legislación procesal extranjera

37

a) E s q u e m a del proceso civil austríaco b) F u e n t e s e x t r a n j e r a s del D e r e c h o procesal civil I. E u r o p a II. África III. América IV. Asia VI. Principios fundamentales

del procedimiento

LIBRO

II

Bases del proceso de Derecho justiciado material: Teoría de la acción procesal I.

La acción

II.

Clases de a) b) el d)

Acción Acción Acción Acción

procesal en general

»

§ 12

acciones de condena declarativa constitutiva de m a n d a m i e n t o

III. Derecho de gestión proeesal y carga de la misma

96 100

§ § § §

13 14 15 15 a

100 104 110 113

§ 16 115

lndko

XII

do

material

LIBRO

III

Bases de Derecho político del proceso: Organización de Tribunales Paga. I. L a j u r i s d i c c i ó n a) b) c) d)

civil

118

Concepto, titular, órgano E x t e n s i ó n o b j e t i v a de la jurisdicción civil E x t e n s i ó n territorial de la jurisdicción civil E x t e n s i ó n de la jurisdicción p o r r a z ó n de las p e r s o n a s . . . .

II. Jerarquía y c o m p o s i c i ó n

§ § § §

17 18 19 20

118 124 136 142

§ 21

145 149 149 155 159

de los o r g a n i s m o s judiciales

a) Los T r i b u n a l e s b) P e r s o n a l d e los T r i b u n a l e s a) J u e z /?) P e r s o n a l a u x i l i a r d e l o s T r i b u n a l e s y) E x c l u s i ó n y r e c u s a c i ó n d e f u n c i o n a r i o s

145

§ 22 § 23 § 24

judiciales

III. R e g u l a c i ó n de la c o m p e t e n c i a de los Tribunales civiles a) L a c o m p e t e n c i a en general b) L a competencia objetiva en particular c) L a c o m p e t e n c i a t e r r i t o r i a l e n p a r t i c u l a r a) División de los fueros y c o m p e t e n c i a territorial de funcional ¡i) L o s f u e r o s e n p a r t i c u l a r y) A u x i l i o j u d i c i a l d) Competencia prorrogada

163 § 25 § 26

163 167 175

carácter' 27 28 29 30

175 176 182 183

§ 31

185

§ 32

191

a) E n general § 33 b) R e n u n c i a b i l i d a d de los d e r e c h o s p r o c e s a l e s ( p a r t i c u l a r m e n t e l a r e n u n c i a a la a c c i ó n , el a l l a n a m i e n t o y la confesión d e hechos) § 34

194

IV. Repartimiento

de los negocios

LIBRO

§ § § §

IV

Derechos y cargas procesales I. L a s partes y s u c a p a c i d a d c o m o t a l e s II. Los derechos procesales

194

III. Las cargas procesales

196 201

a) E n general b) Límites de t i e m p o de la actividad c) I n a c t i v i d a d p r o c e s a l y c o n t u m a c i a

procesal

§ 35 § 36 § 37

201 204 208

§ 38

214

IV. Obligación de pagar las costas, carga procesal de prestar c a u c i ó n y beneficio

de justicia gratuita (beneficio LIBRO

de pobreza)

V

Actos procesales A . Actos de las partes

227

I.

Concepto,

clases y

II.

Capacidad

procesal y

III.

Representantes

I I I a. L a IV.

Los

y

valoración

§ 39

de postulación

auxiliares

de

las p a r t e s

abogacía actos

de postulación

227

§ 40

229

§ 41

234

§ 41 a en particular

238 242

a) P e t i c i o n e s

§ 42

242

b) L a s

§ 43 .

244

afirmaciones

indico do

xni

mutcrlus

Págs. Ajiorl nclón do p r u e b a s ii) J í n « e n e r a l ¡í) R e c o n o c i m i e n t o j u d i c i a l y ) l ' r u o b a d o c u m e n t a l •. (5) l ' r u c b a t e s t i f i c a l K) l ' r u c b a p e r i c i a l £) D e c l a r a c i ó n y j u r a m e n t o d e r/) I n t e r r o g a t o r i o d e l a s p a r t e s V.

Vicios c i m p e d i m e n t o s

§ § § § § § §

las p a r t e s

de la v o l u n t a d en

los a c t o s

de

44 45 46 47 48 49 49 a

253 253 265 266 272 279 282 289

las

piirles

§ 50

292

I , Aotoi del Juez 0, Notificaciones

§ 51 300 § 52 315

D,

§ 53

321

§ 54

323

§ 55

331

§ 56

340

o r a l . . § 57

343

lanaolón

de a c t o s procesales d e f e c t u o s o s

LIBRO

VI

Desarrollo de la situación procesal I. O r l g l n a c i ó n

de la litispendencia

a) I n t e r p o s i c i ó n h) E f e c t o s

323

de la d e m a n d a

de la interposición

de la d e m a n d a

11. P r e p a r a c i ó n d e l d e b a t e III. Celebración del debate

oral y procedimientos sin debate

IV. P r o c e d i m i e n t o c o n t u m a c i a l (sentencia c o n t u m a c i a l y

resolución

s e g ú n el estado de los autos) V. P r o c e d i m i e n t o de los j u z g a d o s de primera i n s t a n c i a ( e n el p r o c e d i m i e n t o de c o n c i l i a c i ó n ) VI. P a r a l i z a c i ó n del proceso VII. Terminación de la a) Sin sentencia b) Terminación de a) Contenido y p) E f e c t o s d e l a

§ 58

347

§ 59

357

especial

§ 60

366

§ 61 la litispendencia por sentencia fundamento de ésta § 62 sentencia (fuerza material de cosa juzgada). § 63

376 376 381 381 386

litispendencia

VIII. Suspensión de los efectos a) Los recursos a) E n general jS) A p e l a c i ó n y) C a s a c i ó n ó) R e c u r s o d e q u e j a b) Revisión

de la sentencia § § § § § LIBRO

64 65 66 67 68

398 398 398 413 419 427 431

VII

Pluralidad de situaciones procesales y sucesión en las mismas I. P l u r a l i d a d de s i t u a c i o n e s p r o c e s a l e s a) Litisconsorcio b)

Intervención

de terceros en

II. S u c e s i ó n e n el p r o c e s o

el litigio

-.

437 § 69

437

§ 70

445

§ 70 a

454

índice

XIV

de

LIBRO

materias

VIII

Procedimientos especiales r

I. P r o c e d i m i e n t o s a) Proceso

documental

b) Procedimiento II.

Págs.

sumarios

457 y

cambiario

§ 71

monitorio

Cuestiones de estado de las personas a) Causas m a t r i m o n i a l e s b) Causas d e p a t e r n i d a d y filiación c) P r o c e d i m i e n t o en c a u s a s d e i n t e r d i c c i ó n

457

§ 72

462

§ 73 § 74 § 75

460 469 483 485

III. P r o c e d i m i e n t o

edictal

§ 76

492

IV. Procedimiento

arbitral

§ 77

497

§ 77 a

513

§ 77 b

518

V. P r o c e d i m i e n t o e n c a s o s de d e n u n c i a del c o n t r a t o de a r r e n d a m i e n t o y en los de desahucio VI. P r o c e d i m i e n t o de los Tribunales de trabajo LIBRO

IX

Ejecución forzosa A. La acción ejecutiva I.

538

Iniciación de la acción ejecutiva a) E l título ejecutivo a) E n general p) S e n t e n c i a s d e l o s T r i b u n a l e s n a c i o n a l e s y) Otros títulos ejecutivos judiciales 0) T í t u l o s e j e c u t i v o s c o n t r a c t u a l e s b) Cláusula ejecutiva c) O t r o s r e q u i s i t o s d e la a c c i ó n e j e c u t i v a d) Influencias d e la relación j u r í d i c a m a t e r i a l en la ejecución. a) Pluralidad de deudores (i) S u c e s i ó n e n l o s d e r e c h o s y) P l a z o s y c o n d i c i o n e s e n l a e j e c u c i ó n

II. Contenido de la acción ejecutiva a) E n general. O b j e t o s s o m e t i d o s a la ejecución b) Influencias de la situación jurídica material a) D e r e c h o s d e t e r c e r o s ( d e m a n d a d e t e r c e r í a o i n t e r v e n ción en la ejecución) • /?) L i m i t a c i ó n d e l a r e s p o n s a b i l i d a d y) Ampliación de la responsabilidad (impugnación de actos del deudor) III. E x t i n c i ó n de la acción ejecutiva a) E n g e n e r a l b) Influencias de la situación j u r í d i c a m a t e r i a l B.

Órganos de la ejecución y s u c o m p e t e n c i a respectiva (en

78 79 80 81 82 83

§ 84 § 85 § 86 § 87

575 575 590

§ 88 § 89

590 598

§ 90 § 91 § 92

602 613 613 615

§ 93

621

particular

la reposición de la ejecución) C.

§ § § § § §

Clases de e j e c u c i ó n forzosa I. E j e c u c i ó n p o r d e u d a s e n m e t á l i c o a) E j e c u c i ó n e n el p a t r i m o n i o m u e b l e a) D e r e c h o d e g a r a n t í a p i g n o r a t i c i a n a c i d a d e l e m b a r g o , j u r a m e n t o de manifestación y detención (prisión) /J) E j e c u c i ó n f o r z o s a e n c o s a s y) E j e c u c i ó n forzosa en créditos y otros derechos p a t r i m o niales ó) P r o c e d i m i e n t o d e d i s t r i b u c i ó n 7

538 538 538 541 550 554 557 559 561 561 566 572

626 628 628 § 94 § 95

628 637

§ 96 8 97

645 658

índice de

xv

materias

Pags. 1)) E j e c u c i ó n f o r z o s a e n e l p a t r i m o n i o i n m u e b l e a) Generalidades p) E j e c u c i ó n p o r e n a j e n a c i ó n d e l o s i n m u e b l e s m e d i a n t e subasta 1. D e c r e t o d e s u b a s t a , e n p a r t i c u l a r la c o n f i s c a c i ó n . . 2. Sobreseimiento y suspensión provisional del procedimiento 3. Señalamiento del t é r m i n o p a r a la s u b a s t a 4. T i p o m í n i m o d e s u b a s t a . Condiciones d e la m i s m a . . 5. S u b a s t a 6. A p r o b a c i ó n d e l r e m a t e 7. Q u e j a 8. D i s t r i b u c i ó n d e l p r e c i o d e r e m a t e y ) S u b a s t a d e d e r e c h o s s o b r e el s u e l d o , c a b l e s s u b m a r i n o s y naves d) E j e c u c i ó n p o r a d m i n i s t r a c i ó n

§ 98

664 664

§

99

677 677

§ § § § § § §

100 101 102 103 104 105 106

682 686 690 697 700 706 708

§ 107 § 108

720 723

§ 109

732

§ 110

735

§ 111

747

a) A c c i ó n d e e m b a r g o b) Proceso de e m b a r g o c) E j e c u c i ó n d e l e m b a r g o

§ 112 § 113 § 114

748 751 756

Medidas provisionales de seguridad

§ 115

762

e)

Ejecución mediante constitución de hipoteca forzosa..

II. Ejecución forzosa p a r a obtener la entrega de cosas y y

acciones

omisiones LIBRO

X

Embargo preventivo y medidas provisionales de seguridad I. II.

III.

Consideraciones generales Embargo preventivo

Addenda

et

748

corrigenda

770

APÉNDICE Ley

de introducción al Código procesal civil a l e m á n , de 3 0 de e n e r o

de

1877

772

Código

procesal civil a l e m á n ( Z P O . ) , de 3 0 de enero de 1 8 7 7

775

Indloe

alfabético

903

ÍNDICE DE ABREVIATURAS

A G . = A m t s g e r i c h t (o A ü s f ü h r u n g s gesetz). AnfechtG. = Gesetz, betr. die A n f e c h t u n g vori R e c h t s h a n d l u n g e n d e s Schuldners ausserhalb des Konkursverfahrens. A r b G G . (o A G G . ) = A r b e i t s g e r i c h t s gesetz. A r c h R P h i l . = Archiv für R e c h t s - u n d Wirtschaftsphilosophie. A r c h z i v P r . = A r c h i v íilr d i e zivilistische Praxis. B a y O L G . = Bayrisches Oberstes L a n desgerieht. B G B . = Bürgerliches Gesetzbuch. BenshSamml. = Entscheidungen des Reichsarbeitsgerichts u n d der L a n desarbeitsgerichte, editadas por DEHSCH y o t r o s . D J Z . = Deutsche Juristenzeitung. E . = E n t w u r f einer Z P O .1931. E G . = Einführungsgesetz. E n t l V O . (o E n t l a s t V O . ) = Entlastungsverordnung. F G G . = Gesetz über die Angelegenheit e n d e r frerwilligen G e r i c h t s b a r k e i t . GBO. = Grundbuchordnung. GebO. = Gebührenordnung. GenG. = Gesetz, betr. die Erwerbsu. Wirtschaftsgenossenschaften. G K G . = Gerichtskostengesetz. Ges.(G.) = Gesetz. GewO. = Gewerbeordnung. Gruch.(Gruchot) = GRUCHOTS B e i trage zur Erláuterung des deutschen R e c h t s (cit. p o r págs.). G V G . = Gerichtsverfassungsgesetz. H G B . = Handelsgesetzbuch. H R R . = Hóchstrichterliche Rechtsprechung (anexo a la Juristischen Rundschau). JMB1. = Justizministerialblatt. JMVerf. = Justizministerialverf ügung. Judie. = Judicium. JurRdsch. = Juristische Rundschau. J W . = Juristische Wochenschrift. KG. = Kammergericht. KGB1. = Blatter für Rechtspflege i m Bezirk des Kammergerichts. K G H . = Gerichtshof zur Entscheidung der Kompetenzkonflikte.

KGJ.(Jahrb.) = J a h r b u c h für E n t scheidungen des Kammergerichts. KO. = Konkursordnung. LZ. = Leipziger Zeitschrift für deutsches R e c h t (cit. p o r págs.). MSchG. = Mieterschutzgesetz. OLG. = Oberlandesgericht. OLGRspr. = Rechtsprechung der Oberlandesgerichte. pr. = preussisch. R A G e b O . = (o G e b O R A . ) = G e b ü h renordnung für Rechtsanwálte. RAO. = Rechtsanwaltsordnung. RArbG. = Entscheidungen des Reichsarbeitsgerichts. RGB1. = Reichsgesetzblatt. R G S t . = Entscheidungen des Reichsgerichts in Strafsachen. RGZ. = Entscheidungen des Reichsgerichts in Zivilsachen. RheinZ. = Rheinische Zeitschrift für Zivil- u n d P r o z e s s r e c h t . RVersO. = Reichsversicherungsordnung. RVerf. = Reichsverfassung. Riv. dir. proc. civ. = Rivista di dir i t t o processuale civile. SA. (o SeuffArch.) = SETJFFERTS Archiv für Entscheidungen der obersten Gerichte. S t G B . = Straf gesetzbuch. StPO. = Strafprozessordnung. VO. = Verordnung. VZG. = Vereinszollgesetz. Warn. = WARNEYER, D i e R e c h t sprechung des Reichsgerichts auf d e m Gebiete des Zivilrechts. V e r g l O . (o VergleichsO.) = Gesetz über d e n Vergleich zur Abwendung des Konkurses (Vergleichsordnung). Z. = Zeitschrift für Zivilprozess. Z . f. a u s l . u . i n t e r n . P R . = Z e i t s c h r i f t für auslandisches u n d internationales Privatrecht. ZPO. = Zivilprozessordnung. ZRG. = Z e i t s c h r i f t d e r SAVIQNYStiftung für Rechtsgeschichte. ZRHO. = preussische Rechtshilfeordnung für Zivilsachen. ZwG. = Reichsgesetz über Zwangsversteigerung u. Zwangsverwaltung.

LIBRO I

Nociones fundamentales I.

Naturaleza del proceso civil § i

Bibliografía. WACH, H d b . , I ( 1 8 8 5 ) ; i d . , F e s t s t e l l u n g s a n s p r u c h ( 1 8 8 9 ) ; '/.., 3 2 , 1 y s s . ; LANGHEINEKEN, U r t e i l s a n s p r u c h ( 1 8 9 9 ) ; HELIAVIG, A n s p r u c h u . K l a g r e c h t ( 1 9 0 0 ) ; i d . , K l a g r e c h t u . K l a g m o g l i c h k e i t ( 1 9 0 5 ) ; KOHLER, e n Z . , 2 1 1 y s s . ; R SCHMIDT, P r o z e s s r e c h t u . S t a a t s r e c h t ( F r e i b . U n i v e r s . - P r o g r a m m ) ( 1 0 0 3 ) ; GOLDSCHMIDT, M a t e r i e l l e s J u s t i z r e c h t ( F e s t g a b e f ü r H ü b l e r , 1 9 0 5 ) ; Id., Z w e i B e i t r a g e z u m m a t e r i e l l e n Z i v i l j u s t i z r e c h t ( B e r l i n e r F e s t s c h r i f t f ü r B r u n l i e r , 1 9 1 4 ) , I ; K I P P , e n l a B e r l . F e s t s c h r i f t f ü r M a r t i t z ( 1 9 1 1 ) ; SCHULER, U r t e i l s M i i s p r u c h ( 1 9 2 1 ) ; BLEY, K l a g r e c h t u . r e c h t l . I n t e r e s s e ( 1 9 1 3 ) ; NEUNER, P r i v a t i'er.ht u . P r o z e s s r e c h t ( 1 9 2 5 ) ; BINDER, P r o z e s s u . R e c h t ( 1 9 2 7 ) y , s o b r e e l m i s m o , ,IW., 1 9 2 7 , 3 5 2 ; 1 9 2 8 , 7 0 2 .

1. El proceso civil o procedimiento para la sustanciación de los negocios contenciosos civiles, es el método que siguen los Tribunales pnra definir la existencia del derecho de la persona que demanda, fren le al Estado, a ser tutelada jurídicamente, y para otorgar esta tíllela en e l caso de que tal derecho exista. a) El proceso civil es un procedimiento, un camino concebido, d c H i l e la Edad Media, para la aplicación del Derecho. En cuanto tal, cumple varias funciones : «) La función esencialmente lógico-teórica encaminada a determinar en cada caso lo que sea justo (proceso en sentido estricto, «jurisdicción» propiamente dicha), a la cual puede ir anexa : (3) Otra función práctica en s í : la de ejecutar lo reconocido como Derecho. La función ejecutiva es una parte del proceso (en nonti do lato), y esta afirmación no puede destruirse por el mero hecho de que en gran parte es llevada a cabo por órganos de la administración de justicia que actúan de un modo independiente bajo el control Judicial: los ejecutores judiciales (*). (i) S e g ú n el P . d e 1 9 3 1 , §§ 7 6 9 y s s . , l a e j e c u c i ó n i n c u m b e a l o s « J u z g a d o s ÜP p r i m e r a I n s t a n c i a , c o m o T r i b u n a l e s e j e c u t i v o s » . L o s e j e c u t o r e s j u d i c i a l e s s o n uriln M i s ó r g a n o s ( § § 7 7 0 , I I , y 8 7 3 P . ) . I,

(IOI.IINCMMIHT : D e r e c h o p r o c e s a l civil.

2

J A M E S

G O L D S C H M I D T

b) El objeto del proceso civil es el examen del derecho (pretensión) del actor contra el Estado a obtener la tutela jurídica, mediante sentencia favorable y consiguiente ejecución de la misma (acción penal), si fuera susceptible de ella (es decir, si es una sentencia condenatoria a una prestación o a permitir la ejecución forzosa). a ) La acción procesal o pretensión de tutela jurídica —como la llamó W A C H por primera vez —vino a sustituir al antiguo derecho de tomarse la justicia por su mano. Esta teoría de la acción no ha sido unánimemente aceptada, pues muchos no admiten que el objeto del proceso civil sea una reclamación del demandante frente al Estado para que éste le proteja jurídicamente. Desde luego, el objeto del proceso civil es la mayor parte de las veces una pretensión (acción) de naturaleza específicamente civil, como sucede en casi todas las acciones de condena, o, por lo menos, una relación jurídico-privada, como en la mayor parte de las acciones declarativas ; pero también existen acciones por las que el demandante no hace valer más que una pretensión de tutela jurídica, como son todas las acciones constitutivas y las que —según acertada opinión— persiguen una sentencia de ejecución o un embargo. En confirmación de esta tesis de la necesidad de que exista una acción procesal, puede alegarse, además, que no cabe resolver en el proceso sobre ninguna relación de derecho civil si no tiene concedida una acción de aquella clase ( ). La acción procesal tiene su origen en el derecho justicial sustantivo (material), al que consideramos como un derecho privado integral convertido en público, y que no es otro que el «derecho de las acciones» romano. En el Código civil alemán tenemos ejemplos de normas de derecho privado que encierran disposiciones de derecho justicial; tal es el caso, por ej., del § 433, I, ap. 1 («el vendedor está obligado a entregar la cosa al comprador y a transferirle la propiedad»), donde tras un genuino precepto privatístico se oculta este otro de carácter justicial «que, en caso de que el vendedor no cumpla sus obligaciones, el Estado está obligado a proporcionar al comprador lo que le debe el vendedor, empleando medios coercitivos». La acción procesal puedi manifestarse de dos formas: 2

1) Como acción persecutoria de una resolución favorable (llamada por L A N G H E I N E K E N y S C H Ü L E R Urleilsanspruch y Klagrecht). 2) Como acción dirigida a obtener la ejecución forzosa (acción ejecutiva). La acción de embargo y la de declaración del concurso son formas accesorias de las anteriores. Para los casos en que se deja a la jurisdicción civil el conocimiento de negocios de carácter público ( ) , debe tenerse en cuenta que, entonces, el objeto del proceso no es ni una 3

abril

(2) de (3)

Cfs., p o r e j . , § 1297, I , B G B . , y § 31 d e l a L e y 1930. C f s . i n f r a . § 1 8 . t i . " 1 , a).

de hospederías, de 28

de

D E R E C H O

P R O C E S A L

3

C I V I L

relación de derecho privado ni una acción procesal, sino la legalidad de un neto administrativo ( ) . (S) La afirmación de que el objeto del proceso es el derecho a obtener la tutela jurídica no padece en nada por el hecho de que en todos aquellos casos en los que el objeto del proceso es una relación juridico-privada ésta constituya a la vez el contenido de la alegación jurídica del demandante, de la demanda en sentido procesal, del allanamiento a la misma, de su renuncia y, en su caso, de la sentencia, pues cuando en el proceso se hace valer una relación de derecho privado, es precisamente dicha relación o, mejor, sus elementos Integrantes, los que constituyen los elementos que forman la pretensión de tutela jurídica. Y esta pretensión de tutela jurídica es la que ejercita el demandante en el proceso y la que es satisfecha por el Tribunal. Sus supuestos son que ha de ser actuada por el demandante, y declarada existente o no por el Tribunal. Todo lo cual demuestra que la pretensión de tutela jurídica es objeto del proceso en sentido completamente distinto que la relación juridico-privada. y) El objeto del proceso civil es, pues, únicamente una pretensión de tutela jurídica, por parte del actor. No puede admitirse ( ) que al demandado corresponda una pretensión de tutela jurídica independiente. Si ésta existiera, nunca podría ser denegada una acción declarativa positiva por falta de interés en la declaración, ya que naturalmente el demandado tiene siempre interés en conseguir la declaración en sentido negativo ( ) . c) Puede suceder que lo que el juez ha reconocido como D e recho (supra, a), a ) no corresponda a lo que en realidad es Derecho (supra, b); pero ante esto hay que decir que el bien de la seguridad jurídica, inmanente en la Justicia, aunque con frecuencia exija su sacrificio, reclama, imperativamente, que lo reconocido por el juez como Derecho valga como tal, es decir, que en todo momento sirva de motivación del obrar de los órganos judiciales ; y ello muestra que el resultado final que puede conseguirse y se consigue siempre en el proceso es la efectividad del Derecho ( ) . 4

5

6

7

a

(4) S i e s t o c o n t r a d i j e r a , c o m o o p i n a ROSENBERG ( L e h r b . , 3 . e d . , 2 9 4 ) , la t e o r í a d e l « D e r e c h o j u s t i c i a l m a t e r i a l » , t a m b i é n c o n t r a d i r í a a l a q u e s o s t i e n e q u e el o b j e t o d e l p r o c e s o c i v i l e s , p o r r e g l a g e n e r a l , u n a r e l a c i ó n d e D e r e c h o p r i v a d o . Además, en tal caso son aplicables frecuentemente — e n particular a las acciones patrimoniales—, igual q u e los preceptos del Derecho privado, los del Derecho Justicial m a t e r i a l . (5) D i v . , e n p a r t i c u l a r , GROSSE, e n Z . , 3 6 , 1 1 3 y s s . (8) A s í , a c e r t a d a m e n t e , PAGENSTECHER, e n A r c h z i v P r . , 9 7 , 2 9 y s s . (7) Del c o n c e p t o del proceso «empírico» (cfs. m i í"rozess ais R e c h t s l a g e , Hll). d e l § 2 , y p á g s . 1 5 1 y s s . , 2 1 1 y s s . ) . U n c o n c e p t o « t e l e o l ó g i c o » d e l p r o c e s o ( u s l HHOLER, e n G e r i c h t s S . , 9 3 , 4 4 7 y s s . , e s p . 4 4 7 , n t . 5 , y t a m b i é n A r c h z i v P r . y U l b . al § 2) e s t á e n c o n t r a d i c c i ó n c o n s i g o m i s m o ( o t r a c o s a e s , n a t u r a l m e n t e , In « f o r m a c i ó n t c l e o l ó g i c a d e c o n c e p t o s » ) , c o m o e l « m e t a f í s i c o » ( a s í WACH, e n Z . , !l!í, f i ) , c u a n d o b a j o « m e t a f í s i c o » s e e n t i e n d e « t e l e o l ó g i c o » . D e s d e l u e g o n o e s fin ilrl procoKO el d a r el v a l o r d e d e r e c h o a l o q u e n o l o e s ( o p i n i ó n q u e m e a t r i b u y e (UIAMANI)HKI, e n R i v . d i r . p r o c . c i v . , 4 , 2 2 5 ) .

J A M E S

4

G O L D S C H M I D T

2. El proceso civil en sentido estricto, o sea el procedimiento encaminado a investigar si se dan los requisitos de existencia de la pretensión de tutela jurídica que corresponde al demandante, y si ésta debe ser satisfecha por sentencia favorable, implica una actividad judicial que puede ser comparada, en cierto sentido, como toda actividad llevada a cabo por los jueces en el proceso, con la actividad del médico : a) La reunión de los hechos necesarios para articular la sentencia, esto es, la audiencia de las partes y asunción de los medios de prueba (auscultación y percusión). b) La resolución en tres distintos grados : a ) La declaración de los hechos precisos para provocarla, sobre la base de los debates y del resultado de la prueba, esto es, la decisión de la cuestión de hecho y, en especial, del extremo a probar (determinación de los síntomas). ¡3) La subsunción de los hechos declarados a las disposiciones legislativas pertinentes, esto es, la determinación de la cuestión jurídica o conceptual (diagnóstico). y) La acomodación de las consecuencias jurídicas que la Ley atribuye a los hechos declarados probados al caso de que se trata (prescripción del medio curativo, terapéutica). Estas tres etapas en la formación de la sentencia representan un doble silogismo : la etapa intermedia (3) es su lazo de unión ; constituye la conclusión del primer silogismo y la proposición menor del segundo ( ) . D e este modo : 8

Premisa mayor. E n el p r i m e r c a s o , el d e m a n d a n t e , p o r v i r t u d d e l § 9 4 6 d e l C ó d i g o civil a l e m á n , h a e x p e r i m e n t a d o u n a p é r d i d a . E n el s e g u n d o , el q u e h a proporcionado alimentos sin obligación d e prestarlos, se considera q u e h a realizado u n a c t o j u r í d i c o p o r o t r o , s i n q u e i m p o r t e al r e s p e c t o si la v o l u n t a d d e éste se o p o n í a o n o a l a gestión de] negocio (§§ 6 7 7 , 6 7 9 d e l Código civil a l e m á n ) ( e t a p a o. d e l a s e n t e n c i a ) . Premisa menor. E l d e m a n d a d o h a t o m a d o piedra perteneciente al actor p a r a c o n s t r u i r s u c a s a , o b i e n el a c t o r h a p r o p o r c i o n a d o a l i m e n t o s a! h i j o m e n o r del d e m a n d a d o (etapa a d e la sentencia). Conclusión. E n c o n s e c u e n c i a , e n la p r i m e r a h i p ó t e s i s el d e m a n d a n t e h a sufrido u n d a ñ o j u r í d i c o c o n arreglo al § 9 4 6 del Código civil a l e m á n . E n l a s e g u n d a , el d e m a n d a n t e h a g e s t i o n a d o u n n e g o c i o p a r a el d e m a n d a d o e n u n c a s o e n q u e n a d a i m p o r t a el q u e l a v o l u n t a d d e é s t e le s e a a d v e r s a (§§ 6 7 7 , 6 7 9 d e l C ó d i g o civil a l e m á n ) ( e t a p a 6 d e la sentencia). Premisa mayor. Aquel q u e h a sufrido u n d a ñ o jurídico en virtud del § 9 4 6 del Código civil a l e m á n , p u e d e r e c l a m a r u n a i n d e m n i z a c i ó n e n m e t á l i c o d e a q u e l a q u i e n la modificación j u r í d i c a h a favorecido c o n f o r m e al § 9 5 1 del Código civil a l e m á n , b a s á n d o s e e n las disposiciones relativas al r e s a r c i m i e n t o p o r enriquecim i e n t o i n j u s t o . O b i e n , e n el s e g u n d o s u p u e s t o , el g e s t o r d e u n n e g o c i o , e n a q u e l l o s c a s o s e n q u e n o c o n t a r a si l a v o l u n t a d d e l « d o m i n u s n e g o t i i » e r a o p u e s t a , a u n

(8) Con la caracterización d e la resolución judicial c o m o silogismo n o s e d e s c o n o c e lo «irracional» d e la a c t i v i d a d s e n t e n c i a d o r a q u e se m a n i f i e s t a al aplicar «los s u p u e s t o s d e h e c h o d e l a s n o r m a s » q u e r e q u i e r e n s e l e s c o n f i e r a u n c o n t e n i d o o v a l o r . C f s . e s p . BENDIX, D i e i r r a t i o n e l l e n K r á f t e d e r r i c h t e r l i c h e n U r t e i l s t á t i g k e i t , 1 9 2 7 ( y s o b r e é l . LEVIN, e n J W . , 1 9 2 7 , 2 6 1 4 ) ; y H . Y S A Y , R c c h t s n o r m u . Entscheidung, 1 9 2 9 . '

D E R E C H O

P R O C E S A L

C I V I L

5

c u a n d o r e a l m e n t e l o s e a , p u e d e r e c l a m a r d e é s t e e l a b o n o d e g a s t o s c o m o si luera u n m a n d a t a r i o (§ 6 8 3 d e l Código civil a l e m á n ) . Premisa menor. El demandante ha etc., como antes. Conclusión. P u e d e , p o r c o n s i g u i e n t e , el d e m a n d a n t e exigir al d e m a n d a d o u n resarcimiento en metálico en v i r t u d d e las disposiciones referentes a indemnización p o r e n r i q u e c i m i e n t o i n d e b i d o (§ 9 5 1d e l C ó d i g o civil a l e m á n ) , o, e n el s e g u n d o c a s o , r e c l a m a r , c o m o si fuese u n m a n d a t a r i o , el a b o n o d e l o s g a s t o s r e a lizados, p a r a lo cual h a d e p r e s e n t a r u n a relación d e los m i s m o s o del enriquecim i e n t o q u e su gestión proporcionó al «dominus negotii» ( e t a p a f d e l a sentencia).

3. La actividad del juez logra su cometido gracias a los actos de «postulación» de las partes, alegaciones y aportación de pruebas, etc. Kstos actos de las partes se muestran en una relación complementaria con los judiciales ya indicados anteriormente sub 2, correspondiéndose unos a otros de tal manera que el armazón o esqueleto del proceso i ivil presenta el cuadro siguiente: Actos de las partes : Alegaciones. Aportación de pruebas. Conclusiones e instancia.

Actos del

juez:

Recepción y apreciación de la prueba. Sentencia.

4. La protección jurídica en los litigios civiles se otorga no sólo mediante la resolución de estas contiendas (procedimiento contencioso), sino también merced a convenios amistosos (procedimiento conciliatorio). La conciliación amigable constituye incluso el origen histórico del proceso civil en general. Recientemente ha sido restablecido el procedimiento conciliatorio por la Novela procesal civil de 13 de febrero de 1924, para la primera instancia (§ 495a y ss.). D e c s l c modo •—como se desprende del § 4 9 9 b — la pretensión de salvaguardia jurídica mediante acto conciliatorio como tal, constituye una manifestación especial —aunque imperfecta— del derecho a la tutela jurídica, que funciona al lado de la acción procesal. 11 B i b l i o g r a f í a . BECEÑA, Casos de Derecho procesal civil ( M a d r i d , 1 9 2 5 ) ; PRIETO, El Derecho procesal y su enseñanza universitaria ( G r a n a d a , 1 9 3 2 ) ; SILVA M E I,I;IIO, Contribución al estudio de la relación jurídica procesal (« R e v . g e n . d e L e g i s l u c i ó u », a g o s t o - s e p t i e m b r e d e 1 9 3 0 ) ; ÍDEM, Notas para el estudio del concepto del Derecho procesal ( R e v . c i t . , m a r z o 1 9 3 4 ) ; ALCALÁ-ZAMORA Y CASTILLO, Proceso, procedimiento, enjuiciamiento (trabajo n.° X I V d e los incluidos en los «Estudios il(< D e r e c h o p r o c e s a l » d e l a u t o r . M a d r i d , 1 9 3 4 ) ; ÍDEM, El Derecho procesal: Su enseñanza y su estudio ( d e p r ó x i m a p u b l i c a c i ó n ) . lín el D e r e c h o español, al l a d o d e e s o s d o s t é r m i n o s « proceso » y « p r o c e d i m i e n t o », q u e GOLDSCHMIDT a n a l i z a , j u e g a p a p e l i m p o r t a n t í s i m o u n t e r c e r o , (HTiiliar d e n u e s t r o p a í s y d e a q u e l l o s E s t a d o s h i s p a n o a m e r i c a n o s fieles e n e s t e jilinlo a n u e s t r a t e r m i n o l o g í a , c o m o C u b a y E c u a d o r . N o s r e f e r i m o s a enjuician\tenlo. Y ¿ q u é s i g n i f i c a e s t a e x p r e s i ó n ? P a r a BECEÑA, « l a p a l a b r a e n j u i c i a m i e n t o , casi n u e v a e n el u s o legal e i n c l u s o d o c t r i n a l , c o n l a cual, e n el t i t u l o «flclul d e l a L e y (se r e f i e r e a l a d e 1 8 5 5 ) , v e n í a i n d i c a d o el o b j e t o d e é s t a , s e t o m ó m e l « c u t i d o e n q u e a ñ o s a n t e s h a b l a s i d o d e f i n i d a p o r ESCRICHE, c o m o e l o r d e n y imHodo q u e d e b e seguirse c o narreglo a l a sleyes en la formación e instrucción ilii iiiui c a u s a c i v i l o c r i m i n a l , p a r a q u e l a s p a r t e s p u e d a n a l e g a r y p r o b a r l o q u e le» t ' o i i v o n g i i y v e n i r e l J u e z e n c o n o c i m i e n t o d e l d e r e c h o q u e l e s a s i s t e y d e c l a l'M'lo p o r m e d i o d e s u s e n t e n c i a » (C.uralteri generali del processo cioile in Ispagna,]

6

J A M E S

G O L D S C H M I D T

e n « S t u d i i n o n o r e d i GHIOVENDA », P a d u a , 1 9 2 7 , p á g . 3 ) . P e r o e l p r o f e s o r d e M a d r i d i n c u r r e e n este p u n t o e n u n manifiesto error cronológico, p o r q u e l a defin i c i ó n d e ESCRICHE, q u e BECEÑA t o m a d e u n a e d i c i ó n d e M a d r i d 1 8 4 7 , q u e e s l a t e r c e r a d e l Diccionario razonado de legislación y jurisprudencia, es posterior c o n m u c h o a l a « L e y d e enjuiciamiento s o b r e l o s n e g o c i o s y c a u s a s d e c o m e r c i o », d e 2 4 d e j u l i o d e 1 8 3 0 , t e x t o e n q u e SÁINZ DE ANDINO c o n s a g r a p o r p r i m e r a v e z en u n cuerpo legal l a c i t a d a expresión ( y a a n t e s se h a b í a servido d e ella, e n el Código mercantil obra suya. Cfs. e n él, a r t . 1 2 1 9 ) , q u e e n 1 8 5 5se t o m a de n u e v o e n el m i s m o s e n t i d o q u e el a u t o r d e l C ó d i g o d e C o m e r c i o d e 1 8 2 9 l e d i e r a . A s í , p u e s , ESCRICHE, a u n h e c h a l a r e f e r e n c i a a l a 1 . e d i c i ó n , q u e e s d e P a r í s , 1 8 3 1 , y n o a l a 3 . , a q u e s e r e m i t e BECEÑA, p o d r á s e r e l a u t o r d e l a m e j o r o d e l a m á s e x a c t a definición del «enjuiciamiento» dentro del criterio legal, pero sin q u e la m i s m a suponga l a m á s p e q u e ñ a desviación respecto del significado y alcance que recoge la citada L e y de 1 8 3 0 . N o hacen falta grandes disquisiciones p a r a mostrar que, etimológica y jurídicamente, «enjuiciamiento» deriva de «juicio», y q u e el e m p l e o d e esta ú l t i m a expresión se h a b í a generalizado lo b a s t a n t e e n E s p a ñ a ( p o r o b r a , e n b u e n a p a r t e , d e l i b r o s t a n d i f u n d i d o s c o m o l o s d e HEVIA BOLAÑOS, FEBRERO, CONDE DE LA CAÑADA, e t c . , a d e m á s d e p o r l o s p r e c e p t o s d e l Derecho positivo) para q u e n o produzca extrañeza la denominación p o r q u e optó A

A

SAINZ DE ANDINO. P u e s b i e n , e n r e l a c i ó n c o n e s t a i d e a d e « e n j u i c i a m i e n t o », d e b e m o s h a c e r d o s o b s e r v a c i o n e s : l a u n a q u e , s e g ú n e l c r i t e r i o d e ESCRICHE, « e n j u i c i a m i e n t o » ocupa u n plano superior a «proceso » ( e n l a explicación d e l a v o z «juicio » dice, al final, l o s i g u i e n t e : « L a serie d e a c t u a c i o n e s j u d i c i a l e s n o es p r o p i a m e n t e el juicio, c o m o a l g u n o s lo definen, sino el m é t o d o c o n q u e e n él se p r o c e d e ; y a s i es q u e n o l l a m a m o s juicio al p r o c e s o » — t o m o I I , p á g . 2 6 1 — . E n r e a l i d a d , E S CRICHE c o n f u n d e e n e l c i t a d o l u g a r e l « p r o c e s o » c o n e l « p r o c e d i m i e n t o » ) ; l a segunda, q u e ligado «enjuiciamiento » a «juicio», la primera denominación es a d e c u a d a p a r a b a u t i z a r a n u e s t r a L e y procesal p e n a l , p e r o y a n o l o es p a r a c a r a c t e r i z a r a l a p r o c e s a l civil, d e s d e el i n s t a n t e e n q u e e n l a m i s m a s e i n c l u y e n los a c t o s d e j u r i s d i c c i ó n v o l u n t a r i a , q u e d e s d e n i n g ú n p u n t o d e v i s t a , n i a u n s i q u i e r a el l e g a l ( c f s . a r t . 1 8 1 1 y j u r i s p r u d e n c i a c o r r e s p o n d i e n t e ) , c o n s t i t u y e n v e r d a d e r o s juicios. I n f i é r e s e d e a q u í q u e l a d e n o m i n a c i ó n m á s a p r o p ó s i t o p a r a n u e s t r a L e y p r o c e s a l civil h u b i e r a sido l a a d o p t a d a p o r v a r i o s p a í s e s h i s p a n o a m e r i canos — p o r ejemplo, Chile, C o s t a R i c a , B o l i v i a — , es decir, y a q u e n o Código, p u e s t o q u e n o e s u n c o n j u n t o s i s t e m a t i z a d o , s í Compilación ( c f s . BECEÑA, Carat-

leri, e t c . , p á g . 4 , y ALCALÁ-ZAMORA Y CASTILLO, Notas para la reforma de la Ley de Enjuiciamiento civil, e n « R e v i s t a d e L e g i s l a c i ó n », j u n i o 1 9 3 3 , p á g s . 7 1 5 - 6 ) « d e p r o c e d i m i e n t o s civiles » (o si q u e r e m o s u n t í t u l o a ú n m á s a m p l i o , el d e l Código del P a r a g u a y : « d e p r o c e d i m i e n t o s e n m a t e r i a civil y c o m e r c i a l » ) . D e cimos esto, porque la noción de «procedimiento » excede c o n m u c h o del área jurldico-procesal (procedimiento administrativo — e n sus múltiples f o r m a s — , g u b e r n a t i v o , l e g i s l a t i v o , e t c . ) y h a c e q u e e n l a j u r i s d i c c i ó n voluntaria, colocada fuera del «enjuiciamiento » e n su acepción estricta, haya, sin embargo, « p r o c e d i m i e n t o », q u e a d e m á s e n E s p a ñ a , p o r e s t a r a q u é l l a a t r i b u i d a d e m a n e r a preferente a l o s j u e c e s , d a r í a l u g a r a u n procedimiento judicial, y e n t o n c e s sí podrían asociarse e n u n m i s m o cuerpo legal a m b a s «jurisdicciones» — la «cont e n c i o s a » y l a « v o l u n t a r i a » — , s i q u i e r a el l a z o d