Guia De La Naturaleza

  • Author / Uploaded
  • Blume
  • 0 0 0
  • Like this paper and download? You can publish your own PDF file online for free in a few minutes! Sign Up
File loading please wait...
Citation preview

Guías de Naturdeta Blunw I

@U(I.d.N.tunkzeBh~me

Árboles Bruno P. Kremer

8 Cuadro de símbolos 10 Los árboles como

216 Rutáceas 218 Simarubáceas 220 Aceráceas 232 Hipocastanáceas 236 Tiliáceas

Título original: Baume Traducción: Eloísa Matheu Director de producción: Ramón Sureda Primera edición, 1986

@ Mosaik Verlag, Munich, 1984 @ Editorial Blume, S.A., Barcelona, 1986 ISBN: 84-7031-572-2 Depósito legal: NA-1331-1986 Impreso por Gráficas Estella. Estella (Navarra) Derechos reservados. La reproducción total o parcial de esta obra, sea por medios mecánicos o electrónicos, sin el debido permiso por escrito del editor, está prohibida.

60 Taxodiáceas

242 Mirtáceas 246 Cornáceas

84 Araucariáceas

248 250 252 262

Ericáceas Ebenáceas Oleáceas Escrofulariáceas

106 Betuláceas

264 266 268 274 276 279

Bignoniáceas Liliáceas Palmáceas La madera Más que árboles: el bosque La muerte de los bosques

162 Cercecidifiláceas 164 Platanáceas 168 Hamamelidáceas

281 Glosario 284 Autores de las 285 índice de árboles 288 Los autores

hs buena ayuda para la ordenaci6n, si bien Las plantas lefbw DMlstiaiyen en el mundo S c a m d eb c i i i W p a m la r&erininaci$n. da bs phtm un grupo sumamentehen hr- A d d s , l&&wdedetminacibn no &m mas. Abam desdi3 pqt&mburffos de unos presiriienpara áMguir mremm8ntB lasf pocoscantimeiros de alkm. !tata ka rnayw m i h y pwpnen unos conocknientos b res vegetales que se muentrm an la ftem. [email protected] Por eg$ r a h h m prsferido Las diferenchsque mdxgrvan 8 simple vista dwribu tan de$Hsdama' cada una de las entre arbustosy hrboiesdan p r p~sukdouna que la posibilidad& eanfusi6nquedivisin de tas pfanwMusa8 en dos grupos. da pii8etimta eiimmada, Psraello S pre Sin mbgol Mnicamente, el lImide &a sentanahddor de doscfhtmdibujmt gene ~rdenaEibnen B h o h y adWwI @n das- ralmwrts de k hqas; un promedio de tres o peme m o , resub muy arbiatirb, ya que cuatro fdqnfíaspor especie completan la transcurre a tmv& da Oamilias o induso entra M p c i b n . ghnertw. Incluso para una misma especie, e Dwio que en d texto se citan y k r l b s n bre gún las codiciones da vida y del HbiW pue vemente eApeciespam*daso ptdximanmb de dasamllme mun Md o como un at- mparentadas, se pude cmidtm que twi busto. mn t m m m m 8 ntfa* mjunto m dmianttra clmm las espe delessali.LamUrb~mI*~ cies~*Condase~lmavisibn y el saucelWah1 se encuentrancano for- @oM, rmcompleta p m sl repmmtativa, da

rnasdmarbustMaP.pmtambiBnm tasespsciesde&hksqueachtalnente#p BWdegranpmmh.flbd(lrwnrsm d e n w c w r t r s r e n E u r o p r i . E n d # a ~ ~ ~ Msfy el granado I W g r r i m m ) , dm re- Ú l t i m o dgh han sido imrúducidu en Ewopa premtanteg de la flora mediinea, puedan mc d d d l e cantidaddeespeclas prom ~ ~ r s e c m o ~ o c o m ~o~ t~o d, sLs t a s ~ d e l m u n d o y q u s r w i s la misma manara que &el aailica I&mbu- puedenmprmhen ,yparCMntmI como irbol o como erbusto. t i d de~ k t e g h didas de EumE c t a E p i l a d a l a m t u d m ~ c i e r n t o ~~ly$mMnnatuml¡screcisndoIbm e s p e c i e ~ ~ ~ d a s w i n ~ ~ h e s y~ t. eDx e- ~ g n r p o l s r b d e s y d e ~ to simuMmmmte,agnipadasanfamiliasm- ail-so han acogido toa rapmimhnm denadaskiasd& el pum& Wa sistsma- más hpodantts. tim. De esta manera, lasespeciesdeunm'mo Lo que al autor afimenel i'ikimo cadtulosogenero sa p m m a n seguidas, m i m a s que brela muerte del bosque debealamiamos, k distin~asa9pBcisBhhrbokque~~nk detemer~eldesadtodeIosdaRosenI~s taja de facirtar con dio la w m b de obras afWAa- nia c a 8 decoldgiea que se más apciakadas. snunch, imv8s de la k m d i iimAitacibn

íasm'rstaycuatrofamfüesMlibroestánst+ y a ~ d e L c i v i a a c i 6 n y I s t ~ i c r i , T o de d& estamllamsdas a actuar. G. S.

6

Ceraro -

7

Cuadro & simbdos

C Pagina la

I ' I

1

LOSárboles Como SWM vivas

blemente m& alta que los mayorec caducifolios de la Tierra, los eucaliptos indígenas de Australia, los cuales, con una altura de alrededor de 100 m, tienen pricticamente la longitud de un campo de fiitbol. Losárboles, cuya altura puede medirse en decenas de metros, presentan normalmente una copa rnagnificamente desarroflada y consiguientemente su follaje abarca asimismo una gran superficie. Esta suma de superficies foliams puede alcanzar, en un B h l de mediano tamaiío, una extensión de algunas centenares de metros cuadrados. De esta manera, los 6rbolesrealizan un engrosamientoexterior de la superfiEie como no se presentaen ningún otro ser vivo. Las hojas verdes de un árbol, tanto las aciculas de las coníferas como las hojas planas, son c m o una antena quese dirige hacia la luz del col para tomar y captar una parte de ella. La energia de las radiaciones captadas es utilizada en las hojas para elaborar, m d i n t e un proceso que consta de muchos pasos intermedios, canpuestos mgánicosrnacromdecularesenerg*icm, a panir de dosaistanc.~ inwgánicac: el dioxido de carbono y el agua. Esta pane del melabolismo vegetal se compendia bajo el concepto de fotoslntesis. Tan &lo mediante los procesos metaMlicos vegetales de la fotosintesis la energia fisica de las radiaciones solares pude ser mnsformada en la energia qulmica resuhante de los azBcares y de otras sustancias orgánicas prbximas, Los Brbdeselaboran estas sustancias nutritivas en sus numerosas pequehas aciculaso en sus hcjas planasde amplia superficieen condiciones de luz, como sustancias prPpras de crecimiento y aprovisionamiento. Asimismo, resuttan beneficiosos para otrosseres vivientes como ali-

No existen sobre la Tierra otrosseresvivos tan gran& ni tan impresionantescomo las numerosas especies de irboles que se yerguen scbre gran parte de la tierra firme. Como las plantas herbáceas y los arbustos, tambibn los Arboles m8s altos comienzan su vida como diminutos brotes germinados de la semilla, de tados de una pequeña esperanza de vida. Sin embargo, si las condiciones del medio con favorables, con su crecimisnto sobrepasan de forma evidente a todas las restantes plantas verdes y arbustos. Esto se debe sobre todo a tres particularidadesbioliigicas que s61o se encuentan en los arbob:el cmhiento a loalto, la formacibn de un c o m o sumamente fuerte y una esperanza de vida que sobrepan la de la mayoria de los seres vivos. Para la amplia distribucibn de tos Brtiotesa lo fargo de su historia evolutiva, la mbinaciiin deestastra características se señala como particularniente beneficiosa. Los irboles pueden alcanzar alturas asombrosar. Lar hay de poco crecimiento, tipico de la especie, además de una amplia gama de formas arbustivas ornamentales u hodcdas, p r o existen numerosas especies de Arboks representadas por individuos que alcanzan 33-50 m de altura. Para algunasespecies se poseen algunas rndidas, mis bien un promedio, pero no existe ningún limite de altura. Las secuoyas indlgenas de California alcanzan alturas de hasta mhs de tOO m. El record absoluto entre los irboles medidos hasta el momento lo -taba un ejemplar, que ya no&.e te,de ieuoya gigante, de 136m de altura. Esta especie de la familia de las coníferas deja en la sombra a los wntesseres &S, tanto animales comoveget+s. Es tarpbien considera- meno

5--

-

-

-

i '

Estos procesos metabólicw de los árboles no los procasos de desarrollo, y las partes origise diferencian Msicamente de los de las res- nadas por este nuevo crecimiento se desano-

tantes plantas verdes, en cuanto a su capacidad para realizar la fotodntesis. Las plantas leriosas se distinguen de las rectantes plantas uerdes por una característica significativa: es!as ultimas, al final del periodo vegetativo sn otono mueren completamenteo, por lo menos, sil parte aerea. Sobrevivendurante las Bpocas del año poco favorables bajo la forma de seniillas o de tubbrculos, bulhs y rizomas bajo tiorra. Todo el crecimiento experimentado por el indkiduo en el transcursodel verano se pierde nuevamente al marchitarse la planta en

,

otoño. Por el contrario, los ahk asientan su produccibn en forma de tronco, ramas, ramitas ly naturalmente fuertes raícesl. A pesar de que tarito la mayoria de especies de Arboles como

ti(+ arbustos producen desde primavera hasta

!

uioiio, en parte comparativamente, mucho tratialo de crecimiento como las plantas vivaces persistentesy las hierbas anuales, y de que el !jirasol y el malz lec superan ampliamente en lento a record de crecimiento anual, en los

árboles la tiiomasa producida durante el crecimiento S rnanfhe en sus partes leñms. Despues de la pausa invernal, en la siguiente primavera vuelven a ponerse en funcionamiento

llan sobre la masa vegetal resultante d d año anterior. Asi pues, tanto las ramas primarias como las secundarias se prolongan en cada periodo vegetativo con la aparicibn de los respectivos brotes anuales. En este aspecto se diferencian los irboles de los arbuctos, aun cuando ambm swi representantes de las plantas leiiosas. El crecimiento en longitud en los Arboles se Heva a cabo predominantemente o de modo exclusivo en las yemas apicales y en las yemas de los brotes laterales superiores, mientras que para las yemas dispuestas m8s profundamente en el drbol el proceso de desarrollo esmarcadamente reducido, o incluso totalmente frenado. En los arbustmsucede mas bien lo contrario. En esle caco son fomentadas especialmente las yemas dispuestas en las proximidades del &o, m h tras que se retarda el desarrollo de las dicpuestasa mayor altura, especialmente las causantes del crecimiento en longitud. La diferencia en el crecimiento de las yemas de renwacibn conduce después de poco tiempo a distintos sistemas de la formacibn de brotw claramente diferenciados: en los Arboles se conforma un troncoerguido con una copa de desarrollo uariaMe segUn la ecpeck; los arbustos prexntan una estructura con una abundante ramiiicacibn, por lo general, ya en las proximidades del suelo. En sentido global, losirboles son plantas que se engrosan un poco cada primavera. Las tasas & crecimiento que alcanzan, sin embargo, decrecen claramente al aumentar la edad. Todos los Arboles autóctonoscrecen mejor en buenas condiciones de insolacibnque en condiciones de sombra. Se diferencian Iw a r b 1 s amantes de la luz o helibfilos, como por

11

ejemplo el plhtanofalsoy losaierces, que para La copa & los hrbolesmuestrade manera diun conecto desandlo necesitanemplazamien- caz cbmo con un minimo de material ampliatos claros y luminm; y Arboles amantes de mente rdstente y extendido, tambibn se conla sombra, que crecen incluso en la sombra de siguen constnicciorm~Mam t e s a las los bosques, como w el caso dd haya y el a b influenciasatmosfeiicas{unobjetivoque en arto. Bajo el techo de una copa muy cerrada, dis- quitectura se logra con principios a menudo mifluyen las tasas de fotosintesis de todas las muy parecidosperogeneralmenterned~ntela apeciesdeirbok. Encwidichnesexperimen- utilizadbn de muchas clases de materialesditales de ausencia de luz, finalmente no resulta versos). posibie un balance metabblícopositivo. En esta En la copa de los árboles pueden reconocerse zona, por lo tanto, no ce dapone ninguna hoja diferentes tipos de variaciones del diceño Mo acicula. Las ya existentes caen, por lo cual, sico, inherentesa las diirentes especies, que el tronco, en su tramo inferior, queda desnu- m a n W su pertenencia a una especie Merdo. Coniferas cultivadas estrechamente y en minadainclusoen laestados no foliados. Un disposicibn regular crecen rhpidamenteen al- roble puede diferenciarse claramente de un tura porque a causa de la disposición cerrada fresno incluso en la Wniianb. También en al caso de estos c u h w , tan siilo pueden asimilar la de especies prhximamente emparentadas, luz por las ramas dispuwtas en la región su- como el roble albar y el carvallo, se encuenprior de la copa iluminada, mientras que las Qan pequeias, pero bien prceptiHes, difierenramas inferiores, y posteriormenteiam~nhs ciac que permiten la distinción de ambas esmedias, mueren. peciesincluw tan &lo mediinteelexamen de Para poder desarrollar sobre un Area la canti- la arquitectura de las copas. dad de hojas necesaria para la producciónde Admh,cada irbol desarrolla unos r;isgos desus sustancias alimenticias, los Arboles ponen terminados en la formaciin de la copa y de su a disposición de la naturaleza un material Uni- ramificacibn. Independientementede la base co: la lignina, formada a partir de moléculas del plan de construcción, fkdogenkticamentridimensionales enlazadas y que constituye la te y que contiene unas caracterisiicasconstanmadera. kta representa un notable dessrrc- tes para la especie. Cada 4rhl pw separada Ilo de las plantaslefiosasy constitliyeel requi- puede conformar un contorno y forma detersito indispensable para la conquista de tierra minados, especialmnte influenciado por el hbfirme por parte de las plantas. Sus favorables bitat, y mostrar as1 su respectiva pculiaridad caracterlsticasrnac8nicas, como resistencia a morfolbgica. Un arce que se encuentra en el la traccibn acompañada de una gran elastici- limite superior de los bosques en aha montadad, su poco peso aslcomo su idoneidadpara ha tiene un aspecto muy distinto de otro que la manipulscibn, su gran capacidad como ma- crece en el llano. terial aislante y con acfiwdad respiratoria, ha- Ademis de las dos caracterlsticas de organicm de ta rnadem unmaterial apreciadiirnoh- zacihn, de la capacidad de crecimiento en alde hace miles de ahos. Incluso en la era del tura de la mayoría de especies de Arboles, a4 material phstico, resuha insuctituible para nu- como deldwrrollodeun tronco fuertemente m e r m fines, enraizado y resistente,queprocuran las bases

12

liara el desarrollo de una copa ecpacioca y gibn Prealpina. Considerado d más viejo de iibundante, existe una tercera caramistica ge Europa, el conocido tejo de Fortingall, en Estioral de los M&: su longevidad. Entre la al- mia, debe tener una edad aproximada detiira de una especiearMrea y su esperanza de mil aRm. Mediciones realizadasenmagníficos uitla existe una sencilla relacidn. Como regla ejemplarade secuoyas gigantas en la Sierra urnpírica, con lasconsiguienteslimitacionesy Nevada de Catifornia arrojan, para el gigante r!xcepcione, puede considerarse que los hr- de tronco mas grueso, una edad suprior a los tioles de ripido crecimiento no alcanzan una tres mil aficus. Mediante el conteo de los aniítdad avanzada; normalmente tan s61o llegan llos de cracimkntode -lares caldos, ce han a vivir unas docenas de anos o quizás un si- determinado de forma fiable edades supenolo. Abeciula y alisos, que en suelos batdios res a !os dos mil afios, aun cuando la mayorla rwrnplazan pronto la ;egetaci6n herbdcea e de los irboles actuales, tanto los silvestm intrducenlavegetacibncon w i e s IeÍiosas como los protegidas, apenas Il6gan a los mil duradera, son de Mecimiento bastante quinientmaños, Cuando germinaronlascewcrhpido. Las hlamos alcanzan mas dpidamen- yasmhsviejas que existen en la actualidad, en le que otras especies de brbolec alturas bas- Europa final'iba \a Edad del Bronce. tante notorias. Despuhde algunosaRos de in- Lw Arbdes vivas m8s viejas de b Tierra en la iensiva produccibn de madera, las tacas de actualidad son pinos de la especie Pinus adsvelocidad de crecimiento hestasespecies de fata, achaparradcs, deformados yactivos. Su crecen, sin embargo, de forma considerable. elevada edad de mis de cuatro mibn'ios -se Para Alarnos, abedulec, alisosy sauces, el prp ha comprobado la edad de cuatro m i sekcknmedio de su esperanza de vida es de un siglo. tos añw- se debe ceguramenteal hecho de Otras especies de 8rbdes de desarrollo algo que ansu hibitat en la alta montaila, la mayor mhs lento son pw dicha causa mas fuertes parte del aíio estan cubiertos por el hielo. competid6resen cuanto a longevidad que los abedules o los hlarnos y alcanzan edades su~ieriores.Hayas y pinos llegan a los doscientos o wientosafios. Entre l a s ~ e u r ~ peasautbcto~,los tilos y lasencinas son los que alcanzan edad= superiores en condicion E ~hirdles:una edadde medio millar de affcis a mas no serla una rareza si el irbol no hube sa sido abatHlo anteriormente. l Como Brboles de vida considerablementelargil se encuentran las confieras. U tejo crece de f o m particularnientelenta. Duranteel priodo de una vida humana, apenas ec posible apreciar su crecimiento, pero puede sobrepasar los das mil año$. De esta edad aproximada se conocen dmejemplaresde tejo en la re- Pinus snj.urta califomiano a 3.500 m de 3

~~

i

:

I

-...,

d 13

Gingkdceas abre. Debido a que no es pwble determinar el sexo da las árboles jbvmas, se plantan ambos sexos. El gingko, sin mbargo, forme huta can poca fre-

Caracteristicss:árbol caducifolio de hasta 30 m de altura, de mpa geoeraimeme delgada, estrecha, de

forma phmidal, m uno o varicis troncos. Ramas y ramitas dobladas en el extremo, generalmente rectasy empinadas. Ramifica& mttyteiia y, particularmenteen Irw ejemplares jbven~,realmente pobre. Sin embargo, laJm w m i t a c j b w ~ ya s ob~ n tente rígidas y g m . Corftrni grispardusca o hsía pardooscura, con pro+ fundos surcos y hendidurassntrarnedas. El tronco a vsm ptesanta m i m e m a abuttarnientos y proporcionalmente se va estrechando hacia arriba. [email protected] dispuestasen largos brotes(mcroblastac, de crkmimto anwl), que S extienden alejándoss, o bien en vertlch en c~rtasbrotes I h u i blastasj, que cwifieren al 8rbol un aspecto muy particular en inviernocuando c a r a de k. Estas son ptanas, em forma de abanico, de unoc i 0 cm de Iongitud, y p c m n newadura dicothia, con dos Ibbulos; las ho)as cb )asramitas l a w generalmentem8s d i v i d i h que las de los brotes cortos, muy blandas, con largos peciolae, de cdor ver& mas o menos clsm. Especie dio'w. Lsc km mascdm se agrupan an amentos cillndricos, de color amadlo, muy numercw sobre los brotes cortos. Las h s femeninas wtan en grupac de 2.3. Semillas &res, lmtanb pequefias, de c h r verde claro, ovadas. PdnQcibn por el viento. ü q x ~& 3~ la fecundaciixi se desandla unmito parecido a una dnra. con un envobrb da le semilb carnm, que cGn& esta maduro as wrdegris8ceo o amarillenta y de olor muy desagradablecuando se

cuencia. Hhbm: plantado en parques, jirdines y calles k p c a de floraclbn: mano y ahl. Generalidades: d gingko es el h n ' h representante VIVO en la actualidad de un grupo de plantes gimnm p e m , que en el Mesozh mba arnmmem representado por numerosasespecies extendidas pw toda b Tierra. En este grupo de plsntas, cuyas farmasseowwcenadualrnemepw tiallazgosf&de las hojas, llama b atencibn el decanolb piano de la forma viviente en b aciualidad. En el t r a m r s o & la evoluci3n, [asaciculas no hsn variiado su coristmicibn, pero SIlo han hecho en su aspecto extenor. Entre las gimnospermas, ai gingko es el Unico repre sentsnte que p w las aclcubs pbnss. Una particular característica & prirr3tiY'iCmO aparw en la nervadura dicotbmb de las hojas, que se emiwide por la acícula plana We el comienzo del peciolo. Esto seapreciaparticuhrmentebiencuando se o b w a la hoja a travk de b luz. Estetipo de wruiaUón r e c w

da, porsu fwma y diisicibn, a &minadas ho* h helechos, lo que permite suponer que 1;6c primitivas gimnospermac derivarlan hate grupo. M i d o a otms caracteristias muy primiüvas dd e f d o da las flores, al gingko q w i a muy apartado en la ordena* skiodtica de las plantas. El sota constituye una clsse morwdpiw, es decir, repmenhda únicamente por una ala especia adamh de un único o r h y una dnica familia. Debido e que el gingko es el úniw representante de un gnip &espacies muy primitWo y CGmO ahd cuyo aspeao es muy cimibr al dibup en Lpiz que poceemas de wis paiientas de hace m& de cien milbnec de aflos, se k considera wrno un fbcil v'wimte.Ei gingko ESoriginar!! 6 China. h a c se encuma actualmente en M a d o naturel. Todos los ejemplares plantadosen Occidente a partir de 1730 p r d l a n jardines de templos de Asia oriental.

Wbl. Pbntado ocasiPnakriAi$m m drbl ~ oiM mental m mrpues, m d m m @fomiandl

--

--

--

&a airperiw de las acinibs

AbetO gigante IAbiss gnndk U N D W ~ Caramrlsbicas: conhra m n í f o h . h coDa bacmnte regular, cbnica, incluso bastanteancha en los ejemplares viejos. Las m m , en enun principio, se diapom horitontalmente; m8s $r&, penden o bien vuelven a diflgim hacia amba. R abeto gigante alcanza, en su brea de dictrikibn originaria, los 100 m de &m, Jiwido por & una de tas conffems m8s altas del mundo. Hojas aciwbm entra 2 y 6 cm ds Iwiginid, m& Mandasque las de otros abetos, dipwiasen 2-3 hileras dirigidas hacia dos lades, de cdor verde m& o me nos oscuro, cm los drgenes rtPb4dDs k i a [email protected] Rwltan aromáticaswndo S fr&n. Lasronaclemnimseencuentrans61oenBpane wpeiior y, en proporcih con la ahra del Brbd,son pequdias de 64cm de longitud, da color pardo. DiribucMn: el &o Wnte ec cfigiinarh de los ~IB que^ dd de k h 8 d h t G s t h I d o Walmenteen la isla de Vamuver y en la Columbia Britanica. Retientemente se ha planmdo en el no* y centro de Europa pam su aprwechamienm forml. Ocashalmanle se puede m m a r en grandes parquascomoB h l o r m n a l . Los ejemtes planta dos en Europa dosdo 1830 da alcanzan los 50 m de altura. how da floractbn: abril v mavo. bpaclw empaeientaasi: abeti colorado lclbies m&), de aspemi m y similar a la antariir especie; sin embargo, con le wrteza lisa y con agujas casi Be idhtica Weibn,verdegRsecea mulada, doblackts ha& arriba y qwdsertrihimda desprendenam m de limbn. Ori&-tariamsnte,s6b en el wdoestlt de Ametica del Nom;pin embargo, muchasformas son phnen parques y jardines. Abeto giiego IAbiac c&ahicaI. Arbol da hasta 30 m de altufa, de c o r t a llsa y hojas puntiagudas, bastante rígidas, cm ia cara supsriw brillante, que no se dispwien peinadas en dc6 hileras m o en las cm especias. En astadu natural, m la emplaamisntos de mayor a h d de los mntafiasos de Grecia. Plmpo IAbiespin~poLHojas siculares d i y w tasen verticik, dgidas de punta aglmda, bastante cortas.Arbol escaso en las m í i a s calcáreas del sur de E p a k (Cerrania de Rwida) en altiaidesde hm 2.000 m. Ocaiionalmentetambien plantado. Impor$nte BrM olmadecem, pw lo que $milih es plantado con fina forestaleg m las regiones de las w a h ñ originar¡¡.

mues

Pin4ce.s

Abeto noble !dl#ies p!i~;:+~z!

$$; =*fv

4 \$+a &>

[email protected],g& - -y i +,y/ Ir; J

Cedro, cedro del Adas lCedrus atlantical Caracterísiicas: conitera perenniiolia de hasta cer- Distribución: wiginaríamentesSb en las zonas b ca de 40 m de altura, con copa ancha, pero & con- cwas de las montahas del Atlas en Marniecos y Artomo siempre cbnico, que m i n a en un ápice rwno. gelia. Sin embargo, decde hace mucho W p o , planRamas grandw, rectas, dispuestas oblicuamente, tado en muchas variedades iespcialmente de hoja que se extienden dando lugar a una tipica dicpociciiin azuladal. en capas a modo de pisos. Cwteza grispatdusca as. Epoca de fioracibn: wiembre. cura surcada, que ce desprende en laminas. Las ilustraciones inferiores proceden de la variedad Ankulas de 1-3 cm de largo, verdeazuladas u oscu- azu t iGlaucail. ras, apenas coticeas, puntiagudas, n u m e r m s en h p c i e s emparentedas: cadro del Líbano (Cegrupos (hastacerca de 401, en brotes cortos; en bro- dnrsCbni1, conffira de hoja perenne de hasta cerca tes largos, en ramilletsc dispuestos en espiral y cepa- & 40 m de aitura. Es especialmente caracteristka rados unw de otros. en bs ejamphrec mayores ki forma aplanada de la C m m ~ I i m amariioriarduscas. de unac 3-5 cm parte superior de la copa y la dispocicibn en pisos dews fuertes ramas. Tronco por lo general muy ds longitud, cillndricos y &irechados en el Apice, IF qeramente recurvadas. Conas fmnimcillndricos: ancho y ya irregulamente ramifica& a masa al& la madurez cerca de 6 x 4 cm can escamas muy tura. Hojas dispuestas en gnipas ck 1W en las anchas, a menudo Con el apice aplanado o ligeremen- brotec cortos y en ramilletes en espiral en loc brote hendido. tes largos; alrededor de3cm; verde wcums. Conos femeninos en forma de tml. Autbctono sblo en el Liino, Siria y Turquía Oriental. Masfrecuentemente plantado en Europa meridional que en Europa central: restringido a lugam de invkrnoc m d e rados. El cedro del Hirnalaya (Csdnrsdeodara) m distingue a causa de su copa muy estiliada, algo fusiforme, cuyos b r o t primarios ~ generalmente penden. Corteza inicialmente lisa de un oscuro cobr uardusco verdm, después estríada y pardonegruzca. Brotec rojizopálido, densamente tonientm, con hojas muy blandas dispu&.as en espiral o ben agrupadas en ramitktec en Iw brotes, de alrededor de 3 cm tk longitud, verde oscuros o verdeazuladoc. Frecuentemente plantado c m B r b l ornamental, sin embargo, tan sMo se le encuentraeri regiones de inviernos relativamente templadas. El cedro de Chipre lCedrus bm'fdiielalcanza unos ñl m de ahra y presenta hojas aciculares muy cortas de aproximadamente 1 cm de longitud. De todas las espciec de cedrm, h a es la que precenta el de distribucibn mas reducida: está testnngido a las montañas de Trwdm en Chipre. P k t a d o tan sblo raramente. Generalidades: Una camterlstica generalde bs cedm&la fioracibn: 8 diferencia de todas las restantes coniferz, fhecen en otofio. La madera de cedro ha sido utilizada desde la antiguedad para la constnicchn de casas, muebks y barcos. Ya b Bibl! refiere en el libro de IDS Reyes cu gran importancia.

Alerce, alerce europeo (Lanx decidm)

1

Caracterlsticas: conffen verde on primaveray vemno, caducifolia, de haste 40 m &alture, cm la copa cbnica muy estiliraday ramificacidn regular bactante densa. Las ramas mds viejas cuelgan y finalmente vuekn a ebvaw; ramas medias, generalmentegachas; solamente en la parte suprior de la copa se sostimn oblicuas. Corteza inicialmentepardoverduzca-pardogrisha, despuk pardorrdcea con marcadasestrías.Ramitas de cdor paja, glabras y sblo en raras ocasiones surcadas. , Hojss aciculara débiles, de2-3 cm de longitud, en :, ~IUPOJdo 20-40 en la bates cortos a i o l i i i a r M las ramasmisviejas, mas o tan s6fp debilments awminadas. Verde puro, con 2 ban&s Iwigiiaidhalescbras en la parte inferior. Conos femeninos inicialmsnte rojo carmln, y pardo muros af madurar; aproximadamente 3 x 2 cm; forma oval o chica, a rnmudo en series entaras. Las ramas se mantienen e menudo varinc anos en el i r bol. EscamasrdondBadastiispuestaslaxamente,enrdladac o curvadas, que muestran un fino diseño estriado.

26

Piniceas HBbiat: bastante frecuente, tarnkbn planmdo en emplazamintos de clims seco con veranos templa dos o cálidas sobre suelos c a k i r m . Distrlbuciin:orPginariamsnted o m los A l w Contmlac y en hSudetes Orientales, el Taba y m las llanuras polacas. A causa de la cilvicultura hoy Bsta ampliamente distribuido y naturalizado casi pw do-

qukr. Epoca de floracihn: mano y abril. Generalidades: el akrcs es el h i c o representante de laconiferasautbctonas de Europa que pierde hojas~notoiio.Antes, sus hojas adquierenuna fi te tmlidad amarilla que en algunas regiones, ecpecialmente en los Dolamita, cmhre a gr~ndesextensiones del pakje una cdwaciiwide gran encanto. alem crecen muy mal en $S g r a h ciudades puscto que no soportan la [email protected]@..

----

tnfioreccwicia Q; sbajo,

6

-

.-

Alerce japonés ii.j:,x

-

-

idet:i;jit:,l

Pii-iaccns

-

Ceracteristicas: 8 . : ~ y~ ,b,e-;r: ? >+11:2 llll,7

;1

c::,

-,ji:i'cra :."al,~-ifii;ia :i?ril:

S;I,I~: ;I#:;;?.,I

utr,:; !?.

,.J

;fi1;2>

;

+~,I~;.:s

m

![I~,J

:,

,iLl+m,d?l: j

:-d(,:,j:;tj

.l:

,i L~:-IL:::,

1 . 5!

., ,,,,-,

1

,ver(Ib 11 ,--?;I

! 5

,

I